Recomendaciones para viajar a las Islas Cíes

Las Islas Cíes presumen de ser el archipiélago más turístico de Galicia. Situado en la ría de Vigo, este conjunto de islas —Monteagudo, do Faro y San martín— presenta una serie de complicaciones que los viajeros primerizos deben considerar, como los permisos de llegada y de fondeo, el camping de las islas cies o los principales destinos de interés.

 

Como sucede con otras islas del litoral gallego, las Cíes sólo pueden visitarse en barco. En concreto, los interesados deben reservar plaza en una de las navieras que parten regularmente hacia este archipiélago, considerando además que el número de plazas está limitado a dos mil al día. Lógicamente, reservar con antelación es lo más inteligente.

 

Juntamente con la reserva del barco, los viajeros deberán solicitar un permiso para visitar las Cíes. Este trámite puede realizarse telemáticamente en la página oficial de la Xunta de Galicia. De igual forma, los propietarios de embarcaciones necesitan una autorización para fondear en la costa.

 

En lo referente a la pernocta, la acampada es una de las actividades estrella de las Islas Cíes. Sin embargo, sólo existe un camping propiamente, ubicado en Do Faro, con menos de 1.000 plazas disponibles, por lo que también aquí la reserva con antelación será necesaria. A grandes rasgos, los interesados pueden alquilar una pequeña parcela donde instalarse con su equipo privado o bien alquilar una tienda de uso público, opción esta beneficiosa para quienes deseen desplazarse ligeros de equipaje.

Una vez en las Islas Cíes, los viajeros pueden organizar un pequeño itinerario por los principales puntos de interés del archipiélago, a saber: la playa de Figueiras en Monteagudo, famosa por permitirse el nudismo; la Playa de Conchas, pequeña pero a escasa distancia de otro célebre arenal, Rodas, considerada la playa más bella del mundo por el diario The Guardian, y cualquiera de las calas que jalonan la isla, como Mixueiro, Areina, Margaridas o Cantareira.