Vender para comprar 

No me quise dejar asesorar porque me gusta hacerlo todo a mi manera y así me fue. Aunque puedo presumir de fallar poco, si no haces caso al consejo de los expertos, algún día fallarás. Y con las autocaravanas confieso que no tenía ni idea. Fue hace tres años cuando empezamos a pensar en comprar una autocaravana. 

Nos apetecía cambiar un poco de estilo de viajar: dejar de ir a sitios tan lejanos y conocer un poco lo que está más cerca. Pero, además, nos habíamos cansado de las escapadas urbanas y nos interesaba sobre todo la naturaleza y los parques naturales. Así las cosas, consideramos que la mejor forma de adaptar el viaje a estas circunstancias era con una autocaravana y empecé a sondear sitios de compra venta autocaravanas para ver cómo estaban los precios. Lo cierto es que en un principio me parecieron algo caras, pero como ya dije, nunca había mirado esta clase de transportes.

Entonces empecé a leer todo lo que caía en mis manos sobre autocaravanas y me metí en bastantes foros para ir leyendo de mano de los expertos. Un día escribí una entrada para preguntar a los expertos foreros qué es lo que me recomendaban teniendo en cuenta lo que buscaba y mi presupuesto. Me sorprendió que las respuestas fueran recomendando opciones asequibles e, incluso, que apostase por la segunda mano para probar si nos adaptábamos a esa forma de viajar. Confieso que me pareció un poco mal, al principio, como si viajar en autocaravana estuviese reservado solo para unos pocos intrépidos.

Pero ellos tenían razón. No tanto porque no nos adaptamos sino porque debíamos haber apostado por un vehículo un poco más asequible para ir empezando. Pero como rectificar es de sabios, he ido a un sitio de compra venta de autocaravanas y la hemos puesto a la venta de cara a comprar una un poco más pequeña y manejable. Considero que es eso lo que realmente necesitamos tal y como me han recomendado también en el concesionario de caravanas, que seguro saben mucho más que nosotros.