Ventajas de una cobertura para trabajadores por cuenta propia 

Nadie quiere gastar más dinero de la cuenta, y los autónomos sabemos bien lo que cuesta cuadrar los ingresos y los gastos cada mes. Por eso muchos se niegan a valorar siquiera la contratación de que un seguro de salud porque consideran que es un gasto superfluo y del que van a obtener poco rendimiento. Pero antes de rechazar esta opción sin valorarla, debemos tener en cuenta sus posibles beneficios, que no son pocos.

Podríamos empezar hablando sobre las ventajas fiscales que tiene Contratar salud autonomos adeslas, pero antes vayamos a lo importante: la salud. Porque nadie se acuerda de la salud, hasta que tenemos un problema. Y estos últimos tiempos que hemos vivido nos han mostrado de forma muy directo el impacto de los servicios de salud en las personas: cómo un colapso sanitario puede arruinar una sociedad, incluso aquellas que se consideran avanzadas y/o democráticas. 

Así que lo primero que como autónomo debes valorar en relación a un seguro de salud es la agilidad y rapidez en la atención médica. No somos quiénes para dudar de la eficacia y la calidad del servicio público de salud, pero lo cierto es que en muchas ocasiones, sobre todo cuando se trata de visitar especialistas, los tiempos se alargan en exceso perjudicando también la rutina de trabajo. Al Contratar salud autónomos adeslas, tenemos la posibilidad de acceder a atención especializada en mucho menos tiempo, que evita incertidumbres que siempre terminan perjudicando el rendimiento laboral.

Además, buena parte de estos seguros también incluyen modalidades de seguro dental que nos proporcionan un coste más reducido en esa clase de tratamientos, a menudo bastante caros, además de ofrecer otros servicios complementarios como fisioterapia, tan necesario en diversos oficios. Pero, por si esto fuera poco, el seguro para autónomos también proporciona ventajas fiscales en caso de que el autónomo sea titular del seguro de salud, de forma que desgravaremos en la declaración de la renta. Con todo, no está de más valorar si el gasto de un seguro privado de salud va a ofrecer rentabilidad a largo plazo, también a los autónomos.