No voy a esperar más 

Quizás he esperado demasiado tiempo, pero ya voy a actuar. Desde hace un par de años vengo notando que se me cae demasiado el pelo y que han empezado a aparecer ciertas zonas de la cabeza con menos pelo. Con el estilo de vida que llevo no me da tiempo a ocuparme de muchas cosas, pero esto es demasiado importante. Soy de esas personas que cuida mucho su salud y su apariencia física porque es también importante para mi trabajo, así que perder el pelo es un asunto que me preocupa.

El problema con esta clase de problemas es que no soy muy paciente: me gusta que las cosas avancen rápido y lo hagan bien, aunque sé que no siempre es posible. Pero mejor si se acude a un buen consultor. Por eso he buscado un dermatologo especialista tratamientos alopecia que me han recomendado dos amigos que tenían un problema similar, además de que he visto muy buenas referencias en la red.

Es cierto que nunca se sabe con un médico o con cualquier otro tipo de profesionales. En ocasiones lees críticas súper positivas de alguien y luego llegas y no te entiendes con él o con ella. Y al revés, que un profesional tenga alguna opinión negativa en redes no significa que no vaya a hacer un excelente trabajo contigo. Pero en este caso no digo que aposté sobre seguro, pero casi.

Lo primero que han hecho en esta primera cita es evaluar la situación y hacerme alguna prueba además de emplazarme para otros nuevos análisis. Pero, lo más importante, es que me he encontrado con que este dermatólogo especialista tratamientos alopecia sabe tratar bien a los pacientes.

La alopecia es un asunto delicado para muchos hombres, y no voy a negar que estoy entre ellos. Suelo hacer gala de una autoestima bastante alta pero como, cualquier persona, también siento, a veces, ciertas debilidades que trato de ocultar, sobre todo porque cuando trabajas de cara al público no es positivo que te vean así. Por eso espero tratar adecuadamente este problema y que no repercuta demasiado en mi trayectoria.