Nueva vida para tus queridos libros

Para algunas personas los libros son verdaderos tesoros que guardan como oro en paño. Algunos no porque tengan un valor como antigüedad, sino porque tienen un gran valor sentimental. Por eso, cuando el paso del tiempo comienza a hacer mella, quieren restaurarlos para asegurase de que van a conservar ese libro durante mucho tiempo.

Los libros suelen romperse por los lomos y descoserse con el paso de los años. Si lo que quieres es conservar el libro lo más parecido a su versión original, es decir restaurarlo para que siga teniendo valor como antigüedad, debes de llevarlo a un taller especializado en el que lo arreglarán siguiendo los métodos de la época de la que data el libro. Se encargarán de restaurar los lomos, de volver a coser las páginas y de conseguir que el libro tenga el mejor aspecto posible.

Pero si de lo que se trata es de poder seguir leyendo ese libro que ya está descatalogado, pero tú usas con mucha frecuencia, sin tener que conservar su imagen, puedes recurrir a una imprenta en la que tengan otros métodos para Encuadernar libros más actuales y también mucho más económicos. Si las páginas todavía están en buen estado puede cortarse y cambiarse las pastas para conseguir un libro que dure muchos años sin tener que desembolsar mucho dinero.

Pero si las páginas han comenzado a sufrir la acción de insectos o de la humedad existe otra forma de salvar el libro para poder acceder al contenido. Puedes pedir que te lo escaneen en la imprenta y que lo encuadernen siendo todo perfectamente nuevo, aunque se notará en la imagen que se trata de un escaneado de un libro antiguo. En algunos sitios pueden aplicar técnicas para rejuvenecer el aspecto de archivo escaneado, haciendo que parezca prácticamente nuevo.

En estos casos, puedes guardar el viejo libro como recuerdo sin usar y utilizar el nuevo cuando quieras hacer uso de su información. Esto puede hacerse, por ejemplo, con antiguos libros de cocina que no tienen un gran valor como libros antiguos y ya no se editan, pero a ti te encantan porque con esas recetas los platos te saben como siempre han sabido en tu casa y quieres conservarlo.

Ahora ya conoces los diferente métodos para salvar tu libro antiguo y tener una nueva encuadernación para el mismo que te permita usarlo con comodidad y sin perder ninguna hoja.