El vecino 

Buena parte de las personas que viven en mi barrio trabajaban en las oficinas cercanas. Por eso me sorprendió tanto cuando llegué a vivir aquí que siempre hubiera aparcados delante del edificio dos camiones de reparto. Al principio pensé que era una coincidencia, pero luego asumí que se trataba de un vecino… al que tiempo después terminé conociendo bien. 

Por mi forma de ser y porque vengo del norte me suelo entender mejor con personas que se dedican a oficios no muy sofisticados. Este hombre es transportista y trabaja para una empresa láctea especializada en quesos: no solo transporta quesos nacionales, sino que distribuye surtidos de quesos franceses. Al fin y al cabo, Francia y España son de los países del mundo con mejores quesos. Y después de Grecia, Francia es el mayor consumidor de queso del mundo… Allí el queso es algo más que un alimento.

Todo esto es un tema de conversación recurrente cuando hablo con mi vecino. Hemos hecho buenas migas y la verdad es que me interesa mucho su trabajo. No sé si será por llevar la contraria o porque el queso me recuerda a mi tierra, pero prefiero hablar de quesos que de ingenierías, política o economía. A él le gusta mucho hablar de lo que hace y a mí me gusta preguntar. Supongo que para él también resultante curioso encontrarse con un vecino tan interesado en el mundo del transporte de quesos…

Pero lo mejor de tener un vecino transportista en el sector lácteo es que siempre sobran algunos quesos… Como su empresa es especialista en surtidos de quesos franceses me estoy yo también especializando en ello. En algunos casos me consigue descuentos por la compra de quesos y algún regalito también he recibido. Lo cierto es que a mí el queso siempre me ha gustado mucho, pero no conocía tantas variedades como ahora.

Como es de buen nacido ser agradecido yo también le he echado una mano agradeciéndole el surtido de quesos. Soy informático y a mi vecino todos estos temas no se le dan muy bien así que ya he arreglado un par de cosillas técnicas de un ordenador y de su conexión a internet. Pero eso sí, él no le interesa mucho que le hable de código y programación.