Prepara tu casa de cara al invierno

Dicen que nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena. Pero lo mejor es prevenir para que si llega la tormenta nos pille bien cobijados. Y por eso, en verano y con sol es el mejor momento para pedir presupuestos para Aislamiento de Techos en Vigo y Pontevedra.

Con la llegada del otoño comenzarán las lluvias y con ellas los problemas de humedad o de goteras. También vendrá el frío y con un techo mal aislado nos encontraremos con que el frío penetra por toda la casa y no hay gasto en calefacción que lo pueda soportar.

Si vives en una casa particular tienes que asegurarte de que el tejado tiene un buen aislamiento, así como el techo que da a las habitaciones de la zona habitable del hogar. Te asegurarás así una casa con una temperatura mucho más agradable y fácil de caldear.

Pero ¿qué ocurre cuando se vive en un apartamento? Pues también es posible aislar el techo, especialmente cuando se vive en pisos que tienen techos muy altos. Evidentemente, este tipo de techos son muy bonitos y atractivos, pero también añaden metros cúbicos a la estancia.

El calor se va hacia la parte superior y esto hace que en la parte inferior, que es donde está la gente, haga mucho más frío. Si a esto se une un mal aislamiento, ese calor se pierde irremediablemente aumentando así la sensación de frío.

Un doble techo con aislamiento puede ser la solución para conseguir una estancia con una temperatura mucho más agradable y en donde no haga falta gastar tanto en calefacción para que todo tenga una temperatura satisfactoria.

Ese aislamiento también puede ayudar a suavizar ligeramente los ruidos que proceden del piso superior, aunque el aislamiento del ruido de pisadas y de voces es muy complicado de realizar si quien vive arriba no aísla a su vez los suelos.

Una vez que se instala el doble techo se puede aprovechar para acondicionarlo con los conductos del aire para poder instalar más adelante aire acondicionado. Incluso puede pasarse por ahí parte del cableado de la vivienda y hasta las tuberías del agua.

Dado que el doble techo puede tener un fácil acceso, en caso de que haya algún problema eléctrico o con el agua en el futuro, será muy sencillo localizar de donde procede y realizar la reparación sin tener que picar suelos o paredes.