Trabaja en el cine dándoles sentido a las mejores películas

El rodaje de una película es algo así como fabricar piezas de un puzzle que tiene sentido en la cabeza del director, pero que hay que encajar muy cuidadosamente una vez que se ha llevado a cabo el trabajo de rodaje. Y a eso precisamente es a lo que se aprenden en un Master en Montaje, a encajar estas  piezas y dar sentido a la historia respetando lo que el director quiso hacer con ella y el significado de lo que quería contar.

Salvo trabajos muy particulares y personales, lo habitual en el mundo del cine es que las escenas se rueden según las necesidades y no por el orden en el que va la historia. De este modo, todas las escenas que transcurren en un lugar concreto pueden rodarse a un tiempo y luego trasladar todo el equipo a otro lugar.

Este es el motivo por el que cada escena se numera y se identifica, a fin de poder localizarla con facilidad para el momento del montaje. Y el montaje puede llegar a ser toda una lucha de egos. El director tiene mucho que decir porque es el artista y sabe cómo quiere que su obra se defina. Pero los productores también van a dar su opinión ya que se están jugando su dinero. Por tanto, tienen poder para hacerse escuchar.

Por último, el montador puede dar su opinión. Pero lo curioso es que puede pensarse que tiene poco que decir, pero hay muchas ocasiones en las que el director no puede estar presente en el proceso y deja todo en manos de los productores y del equipo de montaje que deben de encargarse de darle vida al proceso.

Esto es más común de lo que parece, ya que es frecuente que los rodajes se retrasen y el director tenga otras obligaciones. O, tal vez, su presencia sea imprescindible en la promoción previa de la película, consiguiendo así que se hable de ella antes de que llegue a las pantallas de cine.

Sea como fuere, se trata de un trabajo muy interesante y que tiene relevancia en el resultado final de la obra. Y no solo en el cine, sino también en las series de televisión, donde también es necesario el trabajo de un buen experto en montaje para conseguir darle a cada episodio el clima necesario para atrapar al televidente.