AHORA TOCA BAJAR DE PESO

Desde que empezó todo esto del confinamiento la gente se a puesto las pilas a la hora de ponerse a cocinar, ya casi les da igual el qué, cuando vas al supermercado te das cuenta de que productos que antes había siempre ahora ya no los tienen en tanta abundancia e incluso a veces no los encuentras, como me pasó el otro día cuando quería comprar un poco de nata asturiana y me tuve que volver a casa sin ella. Cuando le pregunté a la cajera si sabía cuándo iba a venir más, no supo contestarme porque hay productos que en cuanto los colocan en las estanterías casi desaparecen al instante.

 

Creo que de este confinamiento vamos a salir todos con unos cuantos quilos de más, porque la gente está preparando demasiados pasteles y tartas en casa y durante muchos días no teníamos la opción de poder quemar todo aquello que íbamos ingiriendo. Yo por lo que a mi me toca creo que he engordado bastante desde que comenzó este confinamiento, no es que antes fuese una persona delgada, pero la barriga se me está agrandando alarmantemente, y por lo que me cuentan mis amigos cuando hacemos las videollamadas, ellos también están engordando. Menos mal que ahora por lo menos nos dejan salir a hacer un poco de deporte o salir a pasear y de este modo poder bajar lo que nos estamos comiendo en nuestras casas.

 

A decir verdad tampoco es que entienda demasiado porqué se están haciendo tantas tartas y bizcochos, mucha gente los hace más que nada para tener a sus hijos ocupados en casa en lugar de tenerlos gritando por toda la casa y también pienso que los programas de cocina también tienen algo de culpa, ya que incitan bastante dando ideas para hacer en casa. Creo que en la televisión deberían de poner más programas de hacer un  poco de deporte y menos programas de cocina, por lo menos de esta forma se conseguiría que la gente se conciencia en hacer más ejercicio físico y no pensar tanto en comer y cocinar todo lo que sale en la tele.