Una tienda sin plástico

Todo el mundo quiere sacarse el carné de la sostenibilidad, todo el mundo quiere hacer ver lo comprometido que está con el medio ambiente. Es cierto que existe un poco de postureo en todo este asunto, y un mucho de marketing, pero mejor así que como hace unas décadas, cuando la palabra ‘sostenibilidad’ solo se mencionaba en publicaciones especializadas y no se tomaba muy en serio en el día a día.

Mientras caminaba el otro día sin rumbo fijo por el barrio descubrí una tienda que encarna esta nueva imagen de la tienda de barrio: no usan plástico. Casi todos los productos se venden a granel y se transportan en bolsas de tela, mientras que los envases son de vidrio y se pueden reutilizar. Los productos están almacenados en su mayoría en cajas de madera mientras que otros como los lacteos ecologicos certificados se sirven en envases de cartón. 

¡Y una tienda así es rentable? No pregunté pero imagino que es una apuesta a largo plazo. Tiene toda la pinta de que se trata de una inversión de uno o varios empresarios que cuentan con más negocios similares. El personal que estaba en la tienda, desde luego, no eran los propietarios. De esta forma, siempre es más fácil arriesgarse a montar un negocio… si tienes varios por si el nuevo falla.

Que la sostenibilidad es o trata de ser rentable lo demuestra un proyecto como este. Sacrificar el plástico y apostar solo productos ecológicos llevan un riesgo: el coste es mayor y los clientes lo saben, pero a pesar de ello los días que yo he ido a la tienda tenían una “buena entrada”. En mi caso, me interesan los lácteos ecológicos certificados que suelo consumir desde hace tiempo, pero también he probado legumbres, incluso algunos destilados, apuesta interesante por alejarse de las grandes marcas que son las que tienen copado el mercado. 

De momento, yo seguiré acudiendo a la tienda y probando algunos de sus productos. Al fin y al cabo, lo de la sostenibilidad es un buen reclamo inicial pero después la tienda se define por la calidad de su servicio y de sus alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *