Todo cambia cuando caes enfermo 

Estoy asustado. Llevo tiempo sintiéndome mal y me están haciendo pruebas. No soporto la incertidumbre. Supongo que es mejor esto que te digan que tienes cáncer y es posible que mueras, pero lo de no saber la realidad me impide concentrarme en cualquier cosa. Es algo difícil de explicar si no te has visto en esta tesitura nunca. Pero desde que conocí la enfermedad grave a través de un familiar cercano, este fantasma me persigue.

Porque cuando uno está enfermo todo cambia. Me hacen gracia todas esas personas, sobre todo famosos, que aun estando enfermas siguen con su vida como si nada, mostrando por redes sociales que la vida es bella. Pero no, no es así. Es una fachada que se usa para negar la evidencia. Con ello no estoy diciendo que si tienes una enfermedad grave te quedes en casa a llorar hasta el final, pero tampoco nos vendría mal un poco de sinceridad y menos postureo, que también lo hay con esto. 

Como digo desde hace tiempo me siento mal y estoy agobiado porque los indicios apuntan a sintomas cancer estomago. No soy una persona nada hipocondriaca. No doy puntada sin hilo y no me suelo equivocar con mis diagnósticos. Sé que suena presuntuoso pero conozco bastante bien mi cuerpo. Si me duele un poco la cabeza no voy corriendo a hacerme un escáner al hospital. Me tomo un paracetamol y listo. Y si me duele la rodilla no voy a que me escayolen. Pero sí suelo saber cuándo mis dolencias llevan aparejadas algo más grave.

Ahora estoy esperando el resultado de las pruebas y me pongo a pensar en mi familiar. Es un tema complicado del que no me gusta hablar pero fue algo extremadamente doloroso tanto para la familia como para ella. Y su caso empezó muy parecido al mío, con síntomas cancer estomago. 

Sin duda, aquel dolor todavía no se ha curado y ahora llega esto y me siento bastante deprimido. Sí, confío en los médicos y todo eso, pero ante una enfermedad grave la vida da un giro total y todo se lo lleva por delante. Podemos salir muy sonrientes en las fotos, pero el dolor está ahí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *